miércoles, 9 de diciembre de 2015

Qué somos, no, qué estamos siendo.

Qué somos, no, qué estamos siendo.

Somos cuerpos en su mayoría clonados de europeos, es decir que somos hardware europeo, tecnología europea que para funcionar hace unos 500 años implementa tecnología mental europea, es decir: software europeo, esa es nuestra programación, las interrupciones conceptuales que sufrimos pueden ser interpretadas como disrrupciones de identidad, inconsistencias que demuestran la posibilidad de reprogramarnos no los contenidos sino la estructura, si es que podemos llamar así al sustento de los procesos mentales; el estado actual es un concepto antipático que desarrollo hace muchos años, el de mente subdesarrollada, mi mente es un ejemplo de esto, de esta programación y también de mi resistencia, mi trabajo en descubrirme con ideas propias y originales (no ciertamente ocurrencias) Vencerme, eso es, vencerme cuando creo que estoy pensando y me doy cuenta de que lo está haciendo otro por mi, allí me desensamblo. Así, el cuerpo como hardware y la mente como software es que prevalecemos en gustos, necesidades y concordancias con algo que no nos pertenece, algo que nos describe un mundo, un real cuyo raciocinio es ajeno al nuestro, algo no funciona aquí donde creemos que pensamos. Clones sucursaleros, replicantes sin autonomía ideológica, copistas, replicadores de una mente que nos usa como sujetos importadores de espejitos coloreados que aún funcionan en nosotros y en nuestro cuerpo. En nuestra mente corre un sistema operativo básico que soporta un programa que se llama "filosofía europea".


Daniel Battilana